PESCA DE truchas




El comportamiento de las truchas es algo desconfiado y escurridizo, esto sumado a la gran fuerza y agresividad que desarrolla, muy superior a otro tipo de peces.
Las truchas habitan en aguas limpias y con gran porcentaje de oxígeno. Debemos tener en cuenta a la hora de pescar truchas que son peces muy territoriales. Si sabemos por donde se mueven sabremos donde lanzar y donde situar nuestro señuelo.
La pesca de la trucha no es una misión casi imposible. Como cualquier otro tipo de pesca con paciencia y destreza podremos convertirnos en todos unos expertos pescadores de este pez.


Las modalidades de spinning y pesca con mosca son las técnicas para pescar truchas. El primero, es el método más sencillo, ya que para pescar con señuelos, debemos ser precisos en nuestro lanzamiento, para colocar el señuelo justo en el lugar donde imaginamos que están las truchas. Como siempre la zona más difícil y complicada es donde realmente se van a encontrar nuestras potenciales capturas, es decir, debajo de ramas, piedras, o raíces de los árboles se esconden estos preciosos peces.


Para efectuar esta pesca recomendamos traer: 

CAÑAS
• Cañas trucheras de 1.80 mts. a 2.10 mts.
• Sugerimos una caña de mediano alcance y capacidad de lanzamiento de 25 grs. como mínimo.

CARRETE
Sugerimos traer un carrete frontal, con un buen sistema de freno, cargado con 100 metros de nylon monofilamento 0.25 como mínimo, de preferencia para más de 4 kilos. 


La mejor manera de disfrutar la pesca es en bote, proporcionando interesantes oportunidades para llegar a zonas remotas del río, donde no se puede llegar a pié.